6 nov. 2015

La escena son los padres



Y digo yo, ahora que nos hemos quedado a solas te voy a contar algo que nadie sabe ni nadie ha comentado. Bueno, en realidad es un secreto a voces. Y no, no voy a hablar de escena, o bueno, quizás no tan a saco como se podría. El título era por poner algo resultón y que tuviera un mínimo que ver con lo aquí expuesto. Al lío.

Resulta que el otro día fui a un concierto apasionante. No era caro, y merecía la pena. Y si no llega a ser por mi presencia y la de mi acompañante aquello hubiese parecido  más un velatorio.

¿Dónde narices se había metido la gente? Pero en realidad eso me puedo preguntar en la mayoría de eventos a los que voy, si no es de una banda de renombre o que ya es famosa o peras en vinagre.
No voy a hablar ya de aquellas bandas que se quejan de esto mismo cuando ellas no mueven el culo del sofá para ver a las demás. Menos exigencias entonces. Se suele decir que se recoge lo que se siembra. Puede ser. También otro pensamiento que tengo continuamente es algo obvio, y es que hay muchas más bandas que público. Es raro que haya alguien que no este en ninguna banda. Por lo tanto, si hay muchas bandas pero poca gente que te va a ver, la cosa se pone decepcionante.
A mi ya me da bastante igual. Voy a seguir yendo a todo lo que pueda este quien este. Yo no voy porque tenga que ir, porque toque el amigo de no se quien. Yo voy por la música, y en muchas ocasiones ni conozco al grupo.



Millones de veces me quedo con ganas de ir a muchos conciertos fuera de mi ciudad donde lo que se requiere como entrada son cinco euros. Y ahora que me venga el iluminati de turno, que de estos hay muchos a decirme que no paga eso porque ¿es muy caro? Dime que llevas puesto, ¿esa camiseta cuando te la has comprado? ¿No era eso caro? A ver si nos dejamos de chorradas y aceptamos que cada uno gasta su dinero en donde le da la gana, pero luego que no vengan contando historias que yo  pongo el "mute" en mi mente y santas pascuas. No tengo porque escuchar ni excusas, ni explicaciones. No las pido, no las quiero. Pero que no me vengan diciendo que no hay dinero. Dinero tienes, pero te lo gastas en lo que gustas, libremente claro esta. Pero entonces no pongas excusas y di simplemente que no te sale de ahí abajo el moverte y ver a los de tu misma profesión.

Solo me gustaría que la gente tuviera más coherencia, hay que ser más honestos. Si no te gusta algo lo dices, y no vas. Cuando las cosas se hacen por obligación y no salen de una misma todo se oscurece y digamos que se pudre.

La cosa esta un poco muerta, si. Pero entre todas estas cosas se la esta matando aún mas.

Como bien lei en Metalbitacora, la escena no existe, todo ello por diversos motivos, pero lo que no podemos negar es que tenemos más oferta que nunca, más oportunidades que nunca para conocer bandas, para elegir a que ir, pero ir. Nunca va a ser lo mismo un concierto que te pongas en tu casa que uno en vivo y en directo. Eso nunca lo va a ser. Eso es la música en directo. 
No hay que confundir las cosas.

Pero como bien sabemos, aquí se es muy sectario. Mi banda, mi culo, mi sofá, mi disco. Competencia. Como bien me comentaban, ¿por qué no se coopera más entre bandas? No por amiguismo, por interés común, por sacar las cosas adelante. Y cuando este maravilloso hecho ocurre, tenemos la otra parte que somos el público que puede ser que no responda por diversos motivos, pero seguro que muchos son como los que ya he expuesto.

Da mucha pena, pero a mi nadie me va a quitar lo que tanta vida y energía me da. Yo siempre que pueda estaré ahí a su lado, seas mi amigo o no, me agrades como persona o no, te conozca o no.
Música por encima de todo. 

Sonia

1 comentario:

Larry Runner dijo...

Mi niña se hace mayor y empieza a escribir a lo grande. Me encanta. Me lo dejas llevar a Diario de un Metalhead?

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...