4 abr. 2016

Aventurillas del mes: Marzo 2016

¡Marzo llegó! Y aqui os dejo la amplia amalgama sonora que pudieron disfrutar mis orejas y mis ojos. Adelante, como en casa.



Comenzamos en casa, ya sabeis donde, ¿verdad? Si, efectivamente. Infernu Taberna, 5 de Marzo, la vuelta de HILOTZ tras aquella primera vez que los vi aqui, ya que la primera en realidad fue con VIOLATOR en la Mogambo. Que noche la de aquel día, de verdad. Bueno, os dejó aquí vía Diario de un Metalhead lo que aconteció con el evento de HILOTZ de nuevo en nuestras tierras.





La siguiente semana fue de lo más intensa. Primero el viernes de doblete. En primer lugar KABBALAH presentando nueva formación y disco en el Infernu Taberna con muy buena afluencia de público. Este trio de mujeres poderosas me conquistó de nuevo. La incorporación de Alba a las guitarras no ha desentonado y las tres congenian muy bien. Sonoridad oscuras, una misa negra en toda regla. Una delicia que se pasó tan fugazmente que pareció más bien un espejismo. Sigo flipando con la habilidad de Carmen de tocar la batería como le da la gana y cantar como si no estuviera tocándola. Menuda crack. Un diez para las tres. Marga al bajo engatusa. Una pena que se pasara tan rápido, joder. Ya hace más de un año que las vi por primera vez. Espero no tener que esperar tanto para repetir. 



Y tras esas sonoridades oscuras, muy influenciadas por BLACK SABBATH en varios temas, acudimos al bar Cavas para apoyar una nueva liada de NAFARCORE CREW. En esta ocasión arropaban a una jovencisima formación de deathcore de Madrid, CANNIBAL GRANPA. La semana anterior se habian clasificado para la final de la METAL BATTLE para poder ir a tocar en WACKEN y tenia mucha curiosidad por verles en vivo. Lo cierto es que aún siendo una música que no me apasiona, el deathcore, en directo lo defendieron bien, sonaron muy tochos a decir verdad, y no me disgustaron. La base pregrabada que soltaba alguna instrumentalización de fondo le daba mucha atmósfera a la base y lo hacia aún más grande. Me animaron y consiguieron enbrutecer el ambiente de la, recuerdo, discoteca/bar Cavas. Estos jovenzuelos me gustaron, me hicieron pasar un rato muy agradable. Eso si, fue tan fugaz o más que lo de KABBALAH ya que a penas llegaron a los 25 minutos. Un visto y no visto para gozar. Grato descubrimiento en directo. Los breaks la partian, en plan super lentos. Eso si, alguno me sobro, pero no se repitieron en exceso. Gracias por veniros a estas tierras canibales, os esperamos en la próxima para una descarga más amplia. El Infernu Taberna os espera, yo ahí lo dejo.




Sábado 12 de Marzo. Liada de las guapas, de ponerse elegante. De vestir tus mejores galas. Cada vez son menos los viajes fuera de estas tierras mías para poder disfrutar de un concierto por motivos laborales y diversos. La vida te va privando sin que te des cuenta y cuando hay una oportunidad, aunque suponga un sacrificio muy grande, a por él que vas. Y así fue. Dirección Durango y la manta a la cabeza. Segunda edición del EUSKAL ASSAULT, para gozar con las sonoridades más extremas y podridas del panorama. Aquí os dejo el enlace para leerlo en Diario de un Metalhead con unas cuantas buenas fotos majas.



Viernes 18, y por el Krawill tocó pasarse para ver una demencia sonora de esas que pocas veces caen por aquí, y que no veo en directo asiduamente. BERUNA desde tierras vascas nos destruyo el cerebro, o al menos a la que aquí escribe estas lineas, con su música pesada, plomiza como bien significa su nombre (gracias al traductor de euskera en forma de compañero de conciertos que tengo, por el apunte). Sus sonoridades me frieron la sesera de tal manera que hubo un momento que la pintura de las paredes del Krawill, ese rojo pasión-putón-sangre me bailaron de una manera salvaje. Eso, y el saltimbanqui que no paraba de ir para adelante y para atrás en el bar y que hasta sirvió momentáneamente de estatua-gárgola reflexiva al sentarse en el borde del escenario y quedarse casi dormido con esas sonoridades. Obviamente despertó de golpe. Obviando estas cosas, el trió vasco reunió a unos cuantos curiosos, y al menos entretenido fue, pero sin duda no es lo mio. Y no es algo que pueda disfrutar, al menos de momento. Pero no será por descubrir cosas nuevas, que eso siempre motiva y mola.



Y el sábado jornada grande con la visita de ENTER SHIKARI a la Zentral. Que ganas tenia. Y más teniendo en cuenta que era aqui, en casa, en lo viejo de Pamplona. No me cansaré de remarcarlo. Una fiesta. Abrieron los también ingleses THE QEMIST con un sonido bastante saturado. Su electrónica/drum and bass y demás no me acabó de cautivar, y eso que estas mezclas me suelen gustar mucho, pero me dejaron bastante fria, a excepción de los temas finales que si que les pillé más el gustillo. Al final también me quedé un poco mosca al no saber que era lo que se tocaba de verdad por parte del guitarra y bateria y que hacia el que lanzaba la electrónica y diversos efectos de voces para los dos vocalistas. No es una banda que me desagrade en disco, suena muy interesante, pero aún en directo no los acabo de ver.


Tras ellos, y después de una eterna intro de 15 minutos con el telón echado, apareció ENTER SHIKARI en escena y nos deleitó a los allí presentes con una hora y media larga de concierto. Y mi sensación final fue de gran satisfacción, a pesar de puntos negativos a lo largo del show. Su música alocada, sin filtro, sin querer entrar ni salir de nada les hace muy especiales a mi parecer. Tienen temas que verdaderamente llegas a amar, como por ejemplo Radiate, Sorry you're not a winner, o Destabilise, y es con eso con lo que me quedo. Esa locura sonora, esa ida de olla, esa gran manera de liarla parda sin tener un fin. Para mi fue un grato concierto, y estoy muy contenta de haberlo vivido en mis propias carnes. Eché en falta, eso sí, más potencia en el sonido, sonó demasiado bajo a mi gusto.


También hubo algunos temas que no tocaron enteros y que al principio reconocía y a lo largo del tema ni sabia cual era, porque los deben de mezclar. Eso me dejó bastante confusa. Añadir por terminar con los peros, que me quedé mosca a veces sin saber que se tocaba y que no, pero luego se me pasaba cuando los veía liarla en el escenario o al propio Rou bajar entre el público y liarla con uno de los temas, posteriormente subiéndose a la barra de la Zentral, atrayendo todas las miradas. No me gustó el parón con el tema lento al piano a mitad de concierto, no por el tema en si, porque me gusta, pero si que cortó un poco el subidón que llevábamos en general todos. Para mi fue una gran noche, con sus peros obviamente. Sin embargo, que me quiten lo bailao, me he ahorrado un más que seguro viaje a tierras vascas, y he podido disfrutar de los ingleses en mi ciudad sin tener que preocuparme luego del viaje de vuelta, solo en que iba a llevarme al estomago y a disfrutar un poco la noche pamplonesa. Así, si. La próxima, más y mejor. Porque cada concierto de estos es algo nuevo, y eso tiene sus cosas buenas y malas. Al menos siempre te van a sorprender y descolocar.



Y cerramos el mes con una velada nu metalera donde los sonidos que reinaron hace una década o más o menos volvieron a sonar, en este caso en el bar Terminal. Empezaron los albaceteños COLLATERAL ZERO, a los que había escuchado previamente y no me habían disgustado. En directo me sonó un poco flojo al principio, y a pesar de que la propuesta me gustaba, me costó mucho meterme en harina. Quizás todo se me hizo muy frío, aunque para la parte final del concierto la cosa mejoró. Y me alegré de ver que aún hay bandas que se meten en estas harinas, a pesar del tiempo. Eso si, la promo exagerada a la marca de deporte que en su dia bandas como KORN o LIMP BIZKIT hicieron gala de esos esplendidos chandals, no van conmigo. Si la estética, pero no tanta marca. En definitiva, unos 50 minutos bastante majos. Como digo, ver cada fin de semana propuestas diferentes te abre mucho la mente. Y además si te gusta el rollo, es un placer volver a revivir esos sentimientos de hace tantos años.


Tras ellos, BOURBON KINGS de nuevo en Pamplona. La última que les vi si no recuerdo mal fue en el Infernu Taberna. Como siempre, contaron con muy buen ambiente y bastante gente que se animó al cotarro. No en movimiento pero si en bulto, y es que de repente empezó a hacer un calor increíble. Los de Villava están ya rodadísimos, pero siguen presentando su 40º allá por donde pueden. Los temas ya estan más que trillados, pero sigue siendo un gusto escuchar cortes en directo como "Van a por ti", "Fuck you" o "Úsame". Ya echo en falta temas nuevos, la verdad. Pero habrá que esperar. Muy buen concierto para dar "inicio" a las festividades santas, y para reactivar la mente. Sonaron bastante alto, pero al menos escuché mejor a Aaron al micro que en el Infernu. Me encantó los discursos que se pegó, como en todo concierto en el que los he visto. Sin embargo en este tuvo una muy buena para las bandas tributo, que la verdad, chapó. No está mejor explicado. Haber ido para haberte enterado, en todo caso. Larga vida a los BOURBON, aunque dejen resaca tanto de cuello como de cerebro. No les va a salir rentable lo de dar de beber gratis, que la gente es muy golfa.


Y asi terminamos el mes. Como siempre, gracias por vuestra atención, y el mes que viene espero que  haya más y mejor.

Sonia

1 comentario:

Larry Runner dijo...

7 bolos en un mes, 7. Ya va bien eh? Ya no puedo seguirte el ritmo, no tengo tiempo xd!

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...