6 may. 2016

Aventurillas del mes: Abril 2016

Muy buenas tengáis todos y todas. Un mes más, vamos con los bolos que he podido disfrutar en carne y hueso. Hay meses que se hace realmente complicado y llego a pensar que no saldrá nada, pero por suerte de momento, puedo ir salvando cosas. Y muy interesantes.





Comenzamos el mes el sábado en el Infernu Taberna con el evento de los bastardos pamplonicas, NO SANCTUARY y los madrileños WASTËLAND RIDERS. Abrieron la noche del clásico Barsa - Madrid, NO SANCTUARY, que a pesar de eso y los múltiples eventos que había en la ciudad consiguieron reunir a unos cuantos curiosos. Los pamplonicas, ahora cuarteto se pulieron unos 40 minutos a base de buen hacer. Primera vez en este formato, sin solos. Sin virguerías, todo a la yugular. Directo que dividiría en dos partes. Un subidón inicial, hasta llegar a la cima de la montaña con temas muy interesantes y una segunda parte de descenso de la montaña que no me motivó tanto. Se me hizo más aburrida esa segunda parte. Quizás al no estar todo entremezclado se me hizo más claro el corte entre el "a saco paco" y el "momento evasión mental". Curioso el tema con el que cerraron, si no recuerdo mal, totalmente instrumental y comenzando Edorta con el bajo, y Miguel apoderándose de la segunda guitarra. Muy interesante. Decir que el tema grind es el mejor, siempre. 30 segundos y me voy a casa,  no necesito nada más. :)


Tras ellos WASTËLAND RIDERS nos brindaron un show cargado de guiños a Lemmy y a VENOM. Su directo pecó en sonido de no ser demasiado bueno, y no porque el sonido guarro no me guste, si no porque no era muy claras las lineas de guitarra. Sin embargo, la pilleria musical junto con sangre sobre el escenario de manera accidental animaron al personal mucho, incluso con la cover de VENOM incluida. Interesante propuesta la de los madrileños, pero que en aquella noche no acabó de gustarme del todo. Eso si, la actitud intachable. Incluso después de que el cantante tuviera el accidente con el techo del Infernu Taberna, y sangrando como un descosido, no soltó el micro ni por asomo. Una tirita de manos del público y a terminar aquella masacre. Una noche especial, de esas que tanto molan en el Infernu Taberna.





El 15 de abril , de nuevo por el Infernu Taberna, más infernal que nunca por cierto, tocaba ver a una nueva banda de la ciudad. ARDI BELTZA, cuarteto que pillé empezado. Tenía ganas de verlos, y es que ya sabéis que cuando van saliendo nuevas bandas por estas zonas, que hacen música propia, siempre es un placer. Así que iba a ver  que acontecía. Y la verdad es que me aburrí y no acabé sacando nada en positivo de su concierto. Se me hizo excesivamente lineal, no me aportó nada más allá de algún solo y algún riff interesante, pero nada más. Y eso que la voz quizás en otro contexto quedaría genial, pero yo no saqué nada a destacar. Una verdadera pena. Al menos hubo parte del público que allí se reunió que los pudo disfrutar, y me quedo con eso. Quizás les falten tablas, en cuanto a hacer rodar más la banda, porque curtidos en escena estarán aunque no reconocí a ninguno de ninguna banda anterior ni de verlos en otros conciertos. En fin, nunca llueve a gusto de todos.




Así que, tras un breve refrigerio, partimos al Cavas, esa misma noche, para ver a los vascos ERASO!. Recuerdo que los vi hace un par de años en Donosti en un festival guapo, el cual tengo que mirar la chuleta para recordarlo del todo. Si, una noche larga pero muy buena la de aquel 2013, en el Gabonak In Hell junto a los ya separados tristemente DULCAMARA, los también vascos HILOTZ o Matxura (enormes es poco). Gratos recuerdos sin duda, pero no tenia en mente a ERASO como banda que me hubiese conquistado en aquel momento. Sin embargo en esta ocasión sonó aquello tremendo. Fue como coger la máquina del tiempo, y a los 90. Guitaras super graves y distorsionadas, tanto que incluso al principio llegué a pensar que no se oían nada. Pero lo cierto es que se ocultaban con el bajo y eso era una apisonadora. Fue una verdadera gozada de concierto. Una hora y media sin pestañear, con un sonido apasionante, donde pocos temas me sobraron y muchos me hicieron melenear con muchas ganas.


Esta vez si que puedo afirmar que disfruté de los vascos y que lo recordaré mucho más que aquella vez en el GABONAK. También es cierto que en aquella ocasión tocaba viaje de vuelta y antes había visto a cuatro bandas más. En esta venia de un concierto que me había dejado muy fría y ellos entraron a saco en mi cerebro, cosa que celebro. En un principio tras la semana agotadora no tenia intención de ir porque los conciertos en el Cavas tienen la mala costumbre de empezar a las 23.30, (con eso de que es una discoteca..). Sin embargo, al final me animé y, ¡menos mal! Lo que me habría perdido, sin duda.




MELMAK fueron los siguientes en caer en mis redes el 22 de Abril. Los vascos me engrasaron las tuercas a base de sonidos pesados, lentos, muy graves y vaya usted a saber que más. Cierto es que cuando comenzó su concierto no lo veía. Eso era demasiado para mi cerebro. Encima solo guitarra y batería. No, no. Pues si. Aquello me fue engatusando como quien no quiere la cosa con golpes de ritmo, subidas y bajadas inesperadas, poco a poco. Y vendida me vi. Tanto que disfruté muchísimo con su locura sonora. Como siempre, gratos descubrimientos en el Infernu Taberna. Sin duda, MELMAK no son un grupo que me vaya a poner a escuchar en casa, al menos de momento. Sin embargo, si aparecen cerca de mi radar no dudaré ni un segundo en acudir a ese ritual oscuro y como prohibido. Toda una experiencia, a dos manos, oiga.



Al día siguiente acudimos a Donosti a disfrutar de muchas bandas en la gran fiesta del metal, una de tantas, que ya vamos echándonos a las espaldas. Aquí os la dejo, con fotos muy guays por cierto. No son mías, son del compañero Iñigo. A mi se me da mejor escribir, jeje.





Y cerramos el mes con una banda de la ciudad. De nuevo, una más a añadir a la lista. FOREIGN EAGLES. Ganas tenía de ver a esta nueva formación ya que practican un hard rock que desde SIX MILES WILDE no he conocido ninguna del rollo. Y aún espero con ganas noticias de los SIX, a ver ese nuevo disco, y tal. Pero bueno, el sábado 30 de Abril, último día del mes y último concierto del mismo. La jovencísima formación nos brindó una hora de rock and roll donde predomino el hard rock y la fiesta. Y es que, como he dicho, acaban de empezar en esto como quien dice y la mayoría de su setlist se basó en versiones de grandes bandas del género (en este caso comprensible), intercalando unos cuantos temas de su propia cosecha.


Y la verdad es que me gustaron bastante. A decir verdad sus temas propios me gustaron mucho más que las versiones porque a Dyko se le notaba mucho más seguro y sobre todo cómodo al micro. Las versiones que eligieron no eran fáciles ni mucho menos en algunos casos y eso exigía muchísimo a Dyko, que en muchos momentos se vio en problemas y algún que otro gallo soltó. Pero nada que reprochar ya que eligieron temas conocidos de SCORPIONS, EUROPE, GUNS AND ROSES, DEF LEPPARD o la que a mi más me sorprendió, una de mis queridísimos STEELHEART. En esta Dyko las pasó putas porque el original es un tema complicadísimo, pero ahí lo sacó adelante como pudo.

Por su parte el resto de la banda muy correcta, destancando por encima de los demás Joey a la guitarra principal, y es que su puesta en escena, su soltura con las seis cuerdas y su pasión mejoraron mucho la actuación. Al resto aún les falta un poco de chispa, de moverse en el escenario y de moverse con sus propios temas. Muy atentos a no fallar notas, pero muy comprensible. Me quedé con muy buena sensación. Están muy verdes en algunos puntos, es verdad, pero para lo que pudo ser, salieron con un notable para una servidora. Espero no perdérmelos de nuevo en el Infernu el mes de Mayo.

Y aquí terminamos este apasionante mes de Abril. Nos citamos para el que viene.

Gracias por vuestro tiempo,

Sonia
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...