Mi foto
Pamplona, Spain
Sonia. Metalhead "melómana" crónica sin remedio. -->>Metal Music Passion Alive <<--

31 mar. 2017

Diario de un Metalhead : Marzo 2017

Queridxs lectorxs, vamos a por las reseñas de discos del mes de Marzo. Como siempre, todo de la mano de Diario de un Metalhead. Este mes, como viene siendo costumbre, la cosa ha sido variada. Espero que os guste y como siempre, que os agencieis algo. Nunca es tarde para descubrir nuevas bandas y nuevos sonidos. No seais timidxs.


Abrimos el mes en Sevilla con unos bruticos que se llaman EBOLA DP. La verdad es que este disco es bastante tocho, a veces peca un poco de lineal pero lo cierto es que tiene un toque bastante tocho que debe ser escuchado si tus gustos se acercan a las tonalidades más core.






Continuamos con unos viejos conocidos, SOMAS CURE, al menos aquí en mi blog he hablado de ellos en más de una ocasión. Este, su cuarto trabajo nos demuestra como se lo han currado los de Madrid, creando un sonido propio y reconocible. Muy recomendable. ¿A qué esperas?







Y continuamos con otros viejos conocidos. Prácticamente desde que empezaron los he ido catando discográficamente apreciando poco a poco el subidón que han tenido. Desde unos primeros trabajos más tímidos pero gamberros hasta el ep destructor y como no, el trabajo del que hoy os vengo a hablar. Brutal el subidón de estos chicos. Este trabajo es bestial. Hardcore, metalcore, deathcore y en definitiva, muy mala ostia bien plasmada por parte de BROTHERS TILL WE DIE





Brothers till we die - The thin line between death and immortality


Cerramos el mes de una manera muy elegante con los barceloneses TEARS IN RAIN. Su música despertará en ti todo tipo de sensaciones. Metal progresivo para los más exquisitos.




Tears in Rain - Ideometry 


Y hasta aquí lo acontecido en Marzo. El próximo mes, más.
Gracias por vuestro tiempo

14 mar. 2017

Bandas locales : Vakumm


¡Querid@s jazmines! Sigamos con este buen ritmo de banda local por mes. Si el mes pasado abrí de nuevo esta sección con EVIL KILLER, hoy toca continuar el camino subiendo los decibelios y engorilando un poco el apartado vocal. 

Como bien habéis apreciado, voy a hablaros de VAKUMM. Una banda que desde que llegó a mi vida hace por lo menos 7 años trastocó mis esquemas. Recuerdo que la primera vez que los vi en Artsaia flipé. Y eso que por aquel entonces aún esas tonalidades no estaban muy presentes en mi vida.



Estos cuatro intrépidos comenzaron en el 2009 por lo que nos cuentan en su facebook aunque su primer lanzamiento data de un año antes. Así que creo que puedo decir que los he visto desde el principio. Tonterías aparte, si tuviera que calificar las tonalidades sonoras de estos cafres sería una clara influencia de MESHUGGAH (banda que no escribo bien nunca, me cuesta la de dios), ramalazos de PANTERA o NAPALM DEATH pero sobre todo lo comentado. Sonidos gruesos, machacones y repetitivos que destruyen los cerebros más sensibles. Sin duda, para los no iniciados en estos terrenos tan pantanosos VAKUMM son una asignatura chunga, esa que no puedes con ella. Sin embargo, los más avanzados en la materia deberían ser capaces de captar ese mensaje tan apocalíptico en su música, siniestro y oscuro. Denso a más no poder y con gusto. 

La pena es que se prodigan poco en directo, y a pesar de ello he tenido la suerte de verles en directo en nuestras tierras 6 veces. Dos en muy poco tiempo presentando su nuevo disco "Posthumano"




Haciendo memoria, como os decía llevan desde el 2009 en activo y lanzaron su primer disco homónimo en 2008 donde temas como "Soy dolor" o "Vortice" fueron los que más me fliparon. Para su siguiente obra se tomaron su tiempo, obviamente entendemos que los temas personales es lo que tiene, que es difícil de compaginar. Pero en 2012 volvieron con fuerza con su segundo lanzamiento, "Torsión", un enrevesado disco donde "Foucault" o "El ojo vago" se posicionaron entre mis favoritas con diferencia. 
Así, llegamos hasta la actualidad con Posthumano, de 2016. Ritmos que te enganchan y no te sueltan, marca de la casa, pero quizás incluso mucho más cafres y oscuros si es que eso era posible. La inicial "Transhumano" o "Tu, yo y un kalashnikov" pueden hacerte intuir las intenciones de estos mozos. 


Formación actual:

Gorka - Voz y guitarra
Maki - Bajo  
Alex - Guitarra
Fran - Batería


Discografía 

2008 - Vakumm


Vistos en vivo

2010. 5 de Junio - Artsaia (Movie)
2012. 22 de Noviembre - Black Rose
2012. 14 de Diciembre - Infernu Taberna
2014. 7 de Noviembre - Peña Alegría
2016. 21 de Octubre - Infernu Taberna
2017. 14 de Enero - Bar Krawill

1 mar. 2017

Aventurillas del mes : Febrero 2017



Menuda manera de empezar el mes. Había que coger fuerzas de sobra para aguantar el ritmo. La cita fue el 4 de Febrero en el gaztetxe de Zarautz. Un nuevo sitio para añadir a mi lista. Encantada me quedé con el lugar. Fue entrar y rodearme un aura tan especial que es difícil describirlo con palabras. Un sitio enorme donde había amplios espacios para la zona de merchan como la barra para ponerse a tope y demás. Y la zona de conciertos, una sala bastante amplia en la que se fueron turnando las bandas del escenario más grande al improvisado frente a la puerta de entrada. 

DEFENESTRE FEST, número 7. 10 bandas de todos los palos y muchas ganas de disfrutar. 

Abrieron la velada el trio HOLY NUNS, quienes con su punk rock ácido me engancharon de una manera salvaje. No me esperaba que sonara tan bien ni la marcha que llevaban encima. Ellas tres se bastaron para hacer subir como la espuma la energía. Una pasada el buen rollo y la electricidad que desprendía su guitarrista y cantante Aran. Para repetir. El único pero para mi algunos coros. Lo demás, de diez para estas tres intrépidas chicas. Échales una oreja, no seas timid@, pincha aquí. Solo son tres temas pero bueno. 

Casi sin tomar aire, nos giramos y comenzó el concierto de los vascos IKAARA, quienes había fisgado un poco el bandcamp y no acababan de convencerme. Pues bien. Empezaron a tocar, me golpearon de pleno en el pecho. Muy intensos, pensé de primeras. No entré. Hasta que de repente al tercer o cuarto tema me vi hipnotizada por aquellos ritmos, aquellos gritos salvajes. Dios, me encantó. De menos a más. No sería una banda que escucharía en casa pero si tocan cerca, ahí que me animo. Magia. Muy grandes.

Turno, tras unos 15 minutos de descanso mental, para los pamploneses NO SANCTUARY. Está vez las circunstancias hicieron que volvieran al formato trio. Y en esta ocasión, a diferencia de aquella que les vi en el Krawill, Edorta se defendió de una manera excelente. Su imagen también cambió mucho en comparación a otras actuaciones que les he presenciado. Cuanto menos curioso. Dispararon una serie de temas locos, rápidos, lentos, super lentos. Dejaron descolocados a la parroquia allí presente. Sigo admirando esa canción de Altos hornos o como se llame, sobre todo el momentazo de batería y éxtasis de instrumentos. No sería mi setlist favorito, pero aprueban con buena nota. 

Breve pausa y BURNING CUCHILLO. La propuesta de los chicos de Santander no acabó de convencerme. Hubo momentos que con la propia inercia me metía a saco en su atmósfera pero no me enganché. Eso sí, muchos de los allí presentes la liaron bien en las primeras filas haciendo de aquel espacio un infierno interesante. Quizás la próxima vez. 

ASINUS en el escenario principal la liaron bien gorda. A pesar de que no se entendían las letras el ambiente fue espectacular con muchos coros por parte del público, muy entregado. Me gustaron más de lo que me esperaba y personalmente me entran ganas de volver a meterme en su bandcamp, por ejemplo para volver a escuchar temas como Larga vida al punk. Repetiría sin dudar. Por su mensaje, por su actitud, por ese derroche de energía donde público y banda se hacen uno sin darse casi cuenta. Apasionante.



Breve descanso y de paso aprovechar a coger la cena. Bocata vegano en barra a un precio super asequible, botella de agua para refrescar y saciar la sed y a por DESTIERRO. Aquí su cantante y bajo (si mi vista no me engañó ante tanto chico alto) era el mismo que organizó todo este cristo. Muy interesante propuesta de estos vascos que ya pintan canas. Aunque estaba cenando, como bien he comentado, disfruté de su espectáculo de una manera más relajada, y de paso mientras mis oídos se regocijaban con esas sonoridades mi cuerpo iba recuperando un poco las fuerzas. Mucha tralla en poco tiempo, cosa que agradezco sobre todo porque la espera entre bandas fue casi inexistente por la dupla de escenarios. Eso si, en más de una ocasión fue necesario salir fuera para airearse y volver a mirar de paso vinilos como quien no quiere la cosa. 

Los siguientes eran unos viejos conocidos. GASMASK TERROR. A estos franceses los pude ver hace unos meses en el ETENGABEKO y ya me gustaron por su energía desbordante aunque en aquella ocasión no destacaron ante el resto de bandas por la propuesta tan similar. Aquí los disfruté un poco más, lo que me permitió el cuerpo. Energía a raudales, una buena liada en las primeras filas e incluso el cantante sangrando un poco por la frente por un golpe que debió de darse con el micro. Una salvajada. Un placer ver de nuevo a su increíble guitarrista, sacado de otra época, único con melenas a tope. Y como no, el bajista que parece sacado de GBH casi. 

ZOKETES desde León eran otra de las bandas que más ganas tenía por ver por sus letras desternillantes unidas a un furioso hardcore punk. Increíble es decir poco. Me tienen ganada. Muy grande que se tocaran la de Viva Angel Nieto. Tienen nombres de canciones super originales y graciosos. Pero lo mejor es que el mensaje es brutal. No os los perdáis si podéis. Yo ya quiero repetir y no sé cuanto tiempo pasará hasta entonces.

NASHGUL fueron los encargados de devolverme de golpe la energía. Un chute de los buenos, con buenas dosis de velocidad, agresividad y descaro. Sin duda, ellos hicieron que afrontara mejor lo que quedaba de noche. Sonido garrulero. Desde A coruña con amor. Sin duda otro de mis favoritos de la noche. Se montó una buena liada en las primeras filas, gente saltando del escenario, remolinos sin fin... Un espectáculo.

Y cerraron la noche los cachondos de BLACK PANDA. Si hubiesen sido otras horas y no llevara ya la tralla que tenía encima de las nueve bandas anteriores sin duda los hubiese disfrutado mucho más. Me tuve que contentar con verlos desde la parte más alejada y en modo relax aunque a veces era realmente imposible. Con ellos también se montó una buena en las primeras filas, aquello parecía un infierno a pesar de todo lo que llevábamos encima. Cervezas volaron por nuestras cabezas y demás. 


Lo que más me gustó de todo esto además del buen rato que pasé fue la mezcla de estilos dentro de un limite que encontramos en la noche y donde se disfrutó de lo más punk a lo más hardcore hasta lo grind. Me encanta. Eso si, acabe destrozada, todo hay que decirlo.



El fin de semana siguiente fue bastante variado en cuanto a estilos. Como a mi me gusta. Primero acudí el viernes 10 a la sala Totem para ver por primera vez en España a los hard rockeros THE TREATMENT junto a ATLAS y ELDORADO. Os dejo aquí el enlace directo a la crónica con algunas fotos bien majas.



Y el sábado no iba a ser menos. Esta vez en casa, en el Krawill. Había que ver a los madrileños THE BLUESTONE respaldados por NO SANCTUARY.
De NO SANCTUARY poco me queda por decir este mes ya que como habeis visto los vi la semana anterior. En esta ocasión volvió Juan al bajo y Edorta pudo hacer de las suyas. Set repartido, donde las canciones que de primeras no me suelen llamar la atención lo están haciendo peligrosamente. Sigo amando cada vez más la de Altos hornos...
Tras ellos, los madrileños THE BLUESTONE, quienes instrumentalmente me gustaron bastante pero la voz de Marcos, también a la guitarra, no se oía mucho. Una pena porque seguro que con esa base tan envolvente debía ser en plan para levitar. Hubo algún que otro momento que no me despertó ninguna sensación pero en conjunto aprobaron. Claros, concisos y con un público que les respaldo con muchos amigos ya que hay que comentar que su batería, Julen, es de aquí. Estoy segura que con mejor sonido me habría flipado mucho más. Eso si, ahora echándoles una oreja en formato grabado la voz de Marcos gana muchos enteros. Me encanta descubrir bandas así, en directo. Te puedes llevar a la saca adquisiciones la mar de interesantes.


El 16 de Febrero era una fecha que tenía personalmente marcada en el calendario a fuego. Y es que nos visitaban BIZNAGA. La cita fue un jueves, si, en la Zentral junto a los locales LOS JAMBOS. He de decir que estoy enamorada perdida del disco de BIZNAGA "Centro dramático nacional", así que comprenderéis mis ganas. Ni me lo pensé. Eso si, salir de currar y corriendo a la sala es toda una experiencia que no mola. Pero bueno, al lio. La cosa se retrasó respecto a lo anunciado. Algo tristemente habitual pero en fin, antes de las 10 de la noche abrieron LOS JAMBOS. Primera vez que los veía en directo y me quedé muy pillada. Dos guitarras y una improvisada "batería", y a correr. El trío de mozos se lanzaron con esos sonidos que a mi me recuerdan a Hawai y cosas así. Muy entretenidos, por momentos muy surrealista cual capitulo de TWIN PEAKS. Muy chulos, a decir verdad. Seguramente la cosa hubiese ganado más estando el público frente a ellos, habría sido más cercano. Sin embargo, aunque eramos pocos fue muy divertido. La próxima seguro que toca en el bar Nebula.

Tras esa media hora de los pamplonicas era el turno de los madrileños BIZNAGA. Dios, que ganas les tenía. Y aunque tocaron solo 45 minutos apenas nos dieron tiempo para descansar entre tema y tema, hilándolos uno a uno haciéndolo todo una bola por así decirlo. Como disfruté con "Máquinas blandas", "Mala sangre" o incluso con "Los duelistas" que no era de mis favoritas. Como con LOS JAMBOS, la cosa estuvo bastante fría. Este tipo de conciertos es básicamente para estar más encima de la banda que otra cosa. Hablando luego con su bajista Jorge ya comentó que ellos no eligieron la sala, que como están con esto de Girando por Salas, se la imponen, pero que esperan volver y tocar en un sitio así todos más apretados. Y aquí que los esperamos. Corto pero intenso. Una espinita que me quito y un jueves que quedó la mar de interesante con la tontería.



Continuamos abordando el penúltimo fin de semana con bandas de la ciudad. Primer el viernes 17 me acerqué al Infernu Taberna para ver de nuevo a los clasicorros NOISALIVE. La cosa quedó en familia, la mayoría en comparación con una servidora pintaban canas, pero no me importó. Un show muy correcto el de NOISALIVE, que cada vez que los veo me gustan más. Quizás si fueran más agresivos en algunos temas me molarían una barbaridad pero lo cierto es que desde aquella primera vez que los vi han mejorado bastante. Si que hecho en falta sobre todo una segunda guitarra que envuelva el sonido más junto a las locuras de Ernesto. No es que lo que haya este mal, sin embargo creo que sería todo un puntazo. Por lo demás, siempre es un placer ver como Javier al bajo lo toca sin púa. Me apasiona como vuelan los dedos por las cuerdas. Fue un setlist raro el que se marcaron ya que se centraron en la primera parte en sus composiciones, y en la segunda todo versiones donde destaco sobre todo la de LED ZEPPELIN, que me encanta. Progresan adecuadamente, y con esa voz tan característica de Luis pueden hacer grandes cosas en esta pequeña ciudad.




Y al día siguiente, al Krawill a ver tras mucho tiempo a ANTHESTRAL. Os dejó por aquí lo que comente de la primera y única vez que los vi en directo. En esta ocasión contaban con nuevo cantante, Artur de ARKHOS, quien ha hecho que la cosa mejoré muchísimo. Sin embargo aún les veo bastante verdes, los temas aún tienen que pulirse más y quizás desechar algunas letras que no pegan con la base y con el registro de Artur, quien emplea el mismo que con ARKHOS. Lo cierto es que estoy intrigada por los derroteros que puede seguir esta joven formación. No sabría encasillarlos para que me entendáis. Incluso las versiones fueron bastante dispares como la sorprendente de CRISIX (primera vez que oigo en otra banda una versión de los catalanes), METALLICA o la de PANTERA, que recuerde ahora. No contaron con muy buen sonido la verdad, pero fue divertido y una alegría verlos en acción. En Marzo vuelven a tocar, en el Infernu Taberna. A ver con qué nos sorprenden allí. Samuel a las seis cuerdas tiene maneras, solo habrá que esperar que apriete las tuercas y a ver con qué nos sorprenden.



Y vamos cerrando ya este mes tan exageradamente potente en casa con muy buenas adquisiciones.

En primer lugar, el viernes 24 tocó acercarse al Infernu Taberna para ver de primera mano el debut, al menos en esta ciudad, de los chicos de Tudela NOROTHIN. Su viking/death metal animó el cotarro y la verdad es que me gustaron bastante. Me sorprendió que fueran dos cantantes y especialmente me encantó el registro de Setyr. Tocaron temas de su primer ep Frozen Wolf junto con algunas versiones de AMON AMARTH o ENSIFERUM. El sonido fue un poco bajo para mi gusto. Aún les queda curtirse más en batalla como quien dice pero no esperaba que me gustaran tanto después de haber escuchado algún tema suelto de Frozen Wolf. Espero grandes cosas de estos chicos. Un placer verles por primera vez en esta ciudad. El Infernu Taberna estuvo muy animado y también hay que decir que Miguel fue muy gracioso al micro con sus ocurrencias. Esperemos poder seguir viendo la evolución de estos chicos. La próxima espero que atruene más.




Cuando terminó NOROTHIN marché a la Zentral donde tocaban MELTDOWN, HIBAKUSHA y DAWN OF THE MAYA presentando su nuevo disco, Colossal. Obviamente tuve que sacrificar a los dos primeros grupos para ver a los de Tudela, ya que a diferencia de todo el cartel del evento de la Zentral, no los había visto. Así que llegué para la actuación de DAWN OF THE MAYA. La última vez que los vi en directo creo que fue el verano pasado en el Cavas con CORROSIVE y MELTDOWN. Sin embargo, en esta ocasión por fin iba a ver los nuevos temas en directo. Desde que los conozco, no recuerdo un concierto que no me haya hecho moverme como una loca con sus temas. Y es que tienen algo, a pesar de que a muchos les moleste. A mi me encantan. Y los 50 minutos que imprimieron en la Zentral fueron espectaculares, de la mano de Alex Cappa en la mesa de sonido. Escogieron un poco de todo de sus cuatro discos, incluso de Me, the planet. Los nuevos de Colossal me encantaron, La mezcla fue explosiva, la verdad. Fue una pasada ver temas tan increíbles por lo arriesgado de los mismos como Under the tree of wonders, Colours of life o The architect of creation.

Por supuesto hubo tiempo para las más cañeras como Ivory Crown, con la que abrieron la velda continuando con algunos temas de The truth is in front of you. Y apasionante A winged victory, no tengo palabras para describir lo que me hizo sentir ese tema en directo. Como single me gustó mucho más que Old Statues, sin desmerecer a esta última. Como curiosidad comentaré que me encantó ver lo entregada que estaba Marta tras el teclado, era super enérgico ver como, aunque no estuviese tocando en algún momento, se dejaba la garganta con los temas. Y para remarcar el gran valor que ha cogido los melódicos de Eneko en este nuevo álbum, con los que nos deleita con cuentagotas y  que en directo no me decepcionó.  Me gustaría añadir que ya van 12 las ocasiones que he visto a los mayas en vivo y cada una que les veo me gustan más y me quedan más ganas de la siguiente. Son adictivos.  Una pena no haber visto ni a MELTDOWN e HIBAKUSHA, pero todo no se puede y sé que tarde o temprano los volveré a ver porque tanto los vascos como los navarros están en plena actividad.



¿Y cómo cerramos el mes? Pues el sábado de carnaval, 25 de Febrero acudiendo a la Sala Totem para ver una velada de hard rock super elegante. La visita de THE QUIREBOYS así lo merecía.
Os dejo en este enlace mi crónica al respecto con unas fotos bien majas. No tiene desperdicio.

Crónica THE QUIEREBOYS + SEXTYNICE + LITTLE SUZZIES (Sala Totem)


Menudo mes, así a bote pronto, de los más potentes que recuerdo en mucho tiempo. Y sin darme cuenta, como quien dice. Pero no os penséis, el mes que viene, más, que el domingo una puede tener el cuerpo molido pero el lunes ya comienza a salivar pensando en el siguiente concierto. 

¡Salud!