Mi foto
Pamplona, Spain
Sonia. Metalhead "melómana" crónica sin remedio. -->>Metal Music Passion Alive <<--

28 abr. 2017

Bandas locales : Kabbalah




Hablar de KABBALAH es hablar de una de las bandas en activo de Pamplona que más cariño y respeto tengo.

Su historia comienza hace unos cuantos años ya con la separación de LAS CULEBRAS, banda formada por cuatro inquietas chicas que agitaron los cimientos de la ciudad. Banda que pude disfrutar en directo si no recuerdo mal al menos dos veces. Llegué un poco tarde, la verdad. Sin embargo, con KABBALAH no. 
KABBALAH es la mitad de LAS CULEBRAS. Marga al bajo y Carmen a la batería. De LAS CULEBRAS salieron dos bandas, KABBALAH y JUAREZ, de la que ya os hablaré en otra ocasión.

Centrándonos en KABBALAH en sus inicios contaban con Germán a la guitarra, y en esas pude verles unas cuantas veces y disfrutar de su terriblemente adictiva apuesta musical. 

Con estas debutaron en 2013 con un ep homónimo de solo cuatro canciones que se pasan volando. Carmen nos guía con su batería y su voz ayudada en algunos coros por Marga. Y así sucede la magia. Destaco "The secret" porque la canta Marga y me flipa. No hay más. 


Tras este esplendido debut nos brindan otro ep en 2015, Primitive Stone, ya con Alba a las guitarras si no recuerdo mal aunque creo que en este ep aún contribuyó Germán. De nuevo, cuatro temas más para la saca cargados de guitarras aún más afiladas con la incorporación de Alba como he comentado y explotando aún más esos pasajes instrumentales tan grandes. La influencia Black Sabbath quizás aquí es muy clara. Por destacar, "Temples", con ese ritmo hipnótico y ese coro épico a más no poder.

Un año después llegó otro ep, Revelations, en este caso dos solitarias canciones que saben a poco pero que unida a los otros cuatro de Primitive Stone, ni tan mal. Flipo cada vez que la escucho con "Dark Revelations" por esa mezcla de voces, me puede. Una de mis favoritas del grupo sin pestañear.  


Y así llegamos al año actual, 2017, donde por fin parece ser que van a sacar un larga duración del que nos han adelantado "Phantasmal planetoid". Un tema que desde que lo oí flipé, sobre todo por como te mete en su atmósfera poco a poco, sin que te des cuenta. Pura magia. 

Así que aquí tenéis. Una banda de Pamplona que merece muchísimo la pena. Tres inquietas mujeres que no hacen más que crear temazos y por ello nos tienen o me tienen, como queráis, en ascuas con su nuevo disco. Molan un montón, y ojalá pierda la cuenta de veces que les he visto en directo. 
Eso será difícil porque siempre llevo la cuenta, pero siempre es un placer.



Formación actual:

Alba - Guitarra y coros
Marga - Bajo  y voces
Carmen - Voz y batería




2015. 7 de Febrero - Infernu Taberna
2016. 11 de Marzo - Infernu Taberna 
2016. 21 de Mayo - Discoteca/Bar Cavas
2016. 9 de Diciembre - Bar Garazi
2016. 8 de Abril - Discoteca/Bar Cavas

1 abr. 2017

Aventurillas del mes : Marzo 2017

Muy buenas querid@s lector@s. Ya estamos un mes más con todo lo relacionado con la música en vivo, esa que tan bien atruena mis orejas y que tanto me hace disfrutar.

Sin mayores preámbulos, vamos allá.



Comenzamos el mes a lo grande, y es que para los que me seguís hace tiempo ya conocéis mi gran amor a los catalanes HUMAN ASHTRAY desde que aterrizaron por primera vez en esta pequeña ciudad en 2012 si no recuerdo mal junto a los zaragozanos HIMURA, haciéndonos pasar una velada increíble. Podéis echarle un ojo a lo que escribí entonces pinchando aquí.

Así que su vuelta, con nuevo disco Exile merecía toda mi atención. El 3 de Marzo, casi 4 años después de su última visita, la cita tuvo lugar, como no, en nuestro querido INFERNU TABERNA. Los catalanes vinieron ya con formación al completo, a cada cual más bestia. Si bien es cierto que mis expectativas eran enormes, no acabaron del todo satisfechas. Y es que la primera parte de su actuación sonó muy lineal y apelotonada, sin apenas diferenciarse las locuras que se montaban cada uno de los cuatro. Y fue una pena. Sin embargo más o menos cuando iban por la mitad de su show la cosa mejoró muchísimo, en cuanto a sonido y a temas que me molaran.

Fue flipante ver como tocaba el artista Xevi a las seis cuerdas (mis recuerdos no me engañaban), montándose unas historias que mareaban, mientras que su bajista Herpes (vaya nombrecito, por cierto) no se quedaba corto. ¡Que manera de tocar el bajo! Si había algún bajista en el local lo cierto es que seguro que le entró una buena depresión. Menuda pasada. Un diez a cada uno en sus parcela, no me quiero olvidar de Ciri, aporreando la batería como si no hubiese un mañana y a William con sus virguerias al micro, quien no consiguió animar a la gente a moverse más pero si arrancó unos buenos aplausos y admiración. Un privilegio tenerlos de nuevo por aquí. Esperemos que no pase tanto tiempo hasta volver a cruzar nuestros caminos. 





Tras la descarga death metalera de HUMAN ASHTRAY el compañero de viaje me guió al bar TERMINAL para disfrutar de la propuesta de una nueva banda que ha surgido en esta pequeña ciudad y de la que no tenía constancia. THE OFFENSIVE. No tenía ni idea de que podía salir de ahí y la verdad que me conquistaron desde el primer momento. Investigando un poco, se definen como "un grupo de grunge/hardcore/rock" y no andan para nada desencaminados. Una gran propuesta en cuanto a sus temas propios que me capturó. Y es que en ese espacio reducido, rodeados de amigos se creó un ambiente estupendo y la música anárquica de THE OFFENSIVE me hizo trasladarme por momentos a cualquier gaztetxe que se precie, con ese ambiente y con todo lo que le rodea. Es cierto que el sonido no fue el mejor, y que aún están un poco verdes, pero lo cierto es que aquí hay algo señoría. Aquí hay algo sumamente interesante que merece nuestra atención. Como nota final, comentar que la versión del opening de DIGIMON me llegó al alma. Menudo frikismo y que bien que quedó. ¡Fichados!



El sábado 4 de Marzo tocó ponerse las mejores galas para ver a los alemanes TANKARD en nuestra ciudad, en la Sala Totem. Aún recuerdo que tuve que ir a Bilbao hace unos años, exactamente en 2015 mirando la chuleta. Así que su visita al lado de casa merecía mucho la pena. El precio pagado quedó más que amortizado. Abrieron la noche EVIL KILLER, quienes tocaron la mayoría de temas de su nueva obra Witchcraft haciendo las delicias de la que aquí escribe. Quizás contaron con un sonido bastante potente, en el mal sentido, pero yo los disfruté como la que más. Me sorprendió que no tocaran algún tema más antiguo pero lo cierto es que el repertorio escogido me dejó muy satisfecha y con el cuello bastante calentito para TANKARD. Pude ver por primera vez a Rubén a la guitarra, en lugar de Vera. Lo hizo muy bien, muy seguro y compactado con sus compañeros. Sin embargo aún se me hace raro no ver a Vera con sus posturas y sus movimientos junto a Mikel. Y es que han sido muchos años, desde el principio. De todas formas los cuatro estuvieron de notable, moviéndose como los que más, conscientes de que no todos los días abres para una banda que admiras como TANKARD y en casa. Todo un acierto. Enormes EVIL KILLER, no hay más.

Y tras ellos una hora y media de un buen loco thrash metal alemán de la mano de TANKARD. Empezaron fuertes con dos clásicos, a la yugular, levantando una buena "polvareda" en el pit que se montó y que duró todo el concierto donde no era para nada extraño ver volver cervezas y gentes varias. Había muchas ganas. TANKARD no defraudaron. Un concierto serio, con un set variado pero sin olvidar aquellas que les hacen tan especiales, haciendo las delicias de todos los allí presentes. Su carismático Gerre al micro, con más panza aún que hace dos años no paró de moverse de un lado a otro, de mostrarnos su barriga orgulloso y demás. También hizo como dos años atrás lo de subir a una chica del público, bailar con ella y luego a liarla parda con el tema "A girl called cerveza". Divertidos, directos, locos y sobre todo muy profesionales sobre las tablas. Quizás TANKARD no son una banda de masas, o no son tan reconocidos en cuanto al thrash metal se refiere, pero tienen todo mi respeto y siempre que pueda, ahí que intentaré estar moviendo las melenas como una loca. Brutal.



No os creáis que la fiesta terminó ahí, ya que los de la sala habían preparado un post concierto que acabó con más de uno bastante desmejorado. Y es que tras el final de TANKARD a eso de las 11 y media pasadas de la noche en el escenario improvisado en el final de la sala comenzaron a atronar WOJTYLA, banda de nuestra ciudad que nos amenizó la "resaca" con clásicos y más clásicos y alguna que otra propia que especialmente me gustó. Es curioso ver como de las versiones esta banda ha acabado tentada a hacer su propia música, cosa que aplaudo. Su propuesta, cuando se asiente puede ser la mar de interesante. Carlos a las voces es todo un descubrimiento, ténganlo en cuenta.




No vi a WOJTYLA al completo porque la locura no terminaba ahí y es que en la sala de arriba, en la BIG STAR comenzaban los también locales LOS ROSLIS. Un grupo ya veterano de esta ciudad que ha vuelto a la actividad, con lo cual me ha dado tanto la oportunidad de conocerlos como de verlos por primera vez en directo. Y que decir. Son raros de narices, pero me gustaron muchísimo, aunque ya no tenía energías para nada y me zarandeaban de un lado a otro con sus canciones. Me resultó cuanto menos curiosa su vestimenta y me quedé bastante prendada de uno de sus guitarras, tanto por esos zapatos tan majos por como tocaba la guitarra y que también cantaba, oiga. Unai era un espectáculo, así os lo digo. Obviamente me encantaron sus temas más rápidos y gamberretes pero los lentos no es que me disgustaran. No me acuerdo del nombre de uno de ellos aunque creo que fue la de "Estrellas o limones". Que grandes. Me alegro que hayan vuelto, de verdad. Así puedo disfrutar de su "Punk,Pop-Punk, Punk Galacticoplayero" y tal. Lo del lanzamiento de baqueta me lo tomo como un mensaje positivo.




Continuamos con el siguiente fin de semana, el día 10 de Marzo en el Infernu Taberna de nuevo a ver a los jóvenes ANTHESTRAL, quienes ya pude ver el mes pasado en el Krawill. Obviamente la cosa no fue muy diferente que aquella, pero si hay algunos detalles que me gustaría remarcar. En primer lugar y por encima de todo que el sonido fue muy claro y mucho mejor, donde se oía todo como debe ser sin llegar a formarse una bola sonora desagradable. Fue muy agradable ver de nuevo la pericia de Samuel a las seis cuerdas. Aunque sigo echando en falta un segundo guitarra, en esta ocasión sonó todo más compacto y no lo eché tanto en falta. Como ya comenté, sus temas propios son curiosos, uno de ellos ya me gusta mucho aunque no esperéis el nombre porque eso ya es más complicado. De las versiones, las esperadas. CRISIX, METALLICA, DEATH o PANTERA. Y volvieron a terminar el concierto con la incorporación al micro de dos amigos. Como anécdota está bien una vez, pero para mi hubiese mejor terminado con el último tema que hicieron ellos por si solos. Queda más profesional y serio. A ver por donde van estos chicos. Ya están grabando.





El día 18 tocó viaje relámpago a Vitoria. A veces me dejo llevar y otras conduzco yo como quien dice. Pues en está fue de las primeras. Y me gusta arriesgar, ir a cosas que de normal no iría por mi misma. Además el viaje llevaba consigo el conocer un nuevo local y que todo el cartel me era desconocido, al menos en el plano de haber visto a las bandas en directo. Así que, sobre las 8 ya estábamos por la sala Hell Dorado. Un local que me encantó. Me lo esperaba más pequeño pero es muy amplio. Además está decorado de una manera muy curiosa y tiene a la entrada un mensaje de Frank Sinatra si no recuerdo mal sobre el rock and roll, la rebeldía y los delincuentes.
Era la segunda jornada del Cosmic Fest, festival que como podréis intuir va mucho de que se te vaya la olla en el plano musical. Invocaciones, humos extraños, licores exóticos. Vamos, que igual llegaba un momento que no sabias donde estabas.




Abrieron los sevillanos PYLAR, dejándome traspuesta nada más empezar por su vestuario y por lo curioso de sus instrumentos. Además de la batería y la guitarra contaban con un violín que hizo de bajo, con distorsión y todo, una trompa que le dio un toque espectacular a los temas, hasta una mandolina, como no, con distorsión. Esta banda no es lo recomendable para subirte los ánimos pero te hipnotizará. Poco a poco ibas entrando en trance, unido a los movimientos de su vocalista, con ese vestuario como digo tan particular. Los temas se unían entre sí, sin apenas segundos de silencio. Meditación, invocación y levitación, Son palabras que pueden definir la actuación de PYLAR. Muy curioso, de verdad.

Tras ellos un torbellino de Jaén llamados SANTO ROSTRO. Ya los conocía de nombre, pero no me esperaba esa descarga sonora. Me encantaron desde el primer momento. Estos te quitan la resaca o lo que sea de un golpe. Exagerado. No hubo un momento para respirar, para asimilar la metralleta sonora que nos brindaron. Sonido de diez. Apasionantes. A veces, como os digo, era una locura darte cuenta de todo lo que te soltaban estos tres chicos. Increíble musicalidad de su guitarrista Miguel. Por si no lo he dicho aún lo suficiente, me encantaron. Repetiría sin pestañear. Eso si, luego hay que descansar que estos chicos te meten un aceleron que luego no paras quieta aunque quieras. Fue gracioso ver como lo que yo pensaba que hacían musicalmente se transformaba en otra cosa totalmente diferente. Adjudicados.




A continuación tocaron los franceses MARS RED SKY, quienes no acabaron de engancharme. Además de que el sonido no fue el esperado, se me hicieron algo pesados. Eso sí, me encantaron las partes más ambientales e instrumentales. Luego el resto no contacto conmigo aunque algún tema si que despertó mi curiosidad. A pesar de ellos pude apreciar que las primeras filas disfrutaron mucho del concierto.

Y cerraron los que jugaban en casa, los vitorianos ARENNA. Estos chicos me capturaron desde el primer acorde haciendo que recordara con mucho cariño a los madrileños ELDORADO ya que creo que tienen bastantes similitudes aunque no son exactamente lo mismo. Lo primero que me flipó fue ese vozarron de Txus. Que personalidad. Como me gustan esos registros con esa base instrumental. Lo llenan todo y te quedas embobada, como es mi caso, alucinando con la mezcla. Que artistazo. Pero no os penséis que esta solo en esto. Como os decía, la base de ARENNA es esencial. Menudos musicazos. Se marcaron unos pasajes instrumentales para flipar, creando una atmósfera de la que era muy difícil escapar. Si que es cierto que personalmente muchos temas se me hicieron demasiado largos y que los preferiría más cortos. Sin embargo, como os digo, creaban un ambiente digno de admirar. Si la presencia de Txus hubiese sido más prolongada sobre las tablas hubiese sido épico.
Muy recomendables, en el rollo Stoner/Rock psicodelico. Creo que en Abril vienen aquí a Pamplona. Habrá que repetir, ¿o qué?




24 de Marzo, de nuevo por las fauces del Infernu Taberna. La unión de los vascos SÖNAMBULA con los chicos de Iruña NO SANCTUARY merecía la pena.
Aunque a los últimos los tengo de sobra vistos, de hecho esta iba a ser la número 18. Pero tenía ilusión en verlos de nuevo porque igual caía alguna canción nueva y porque era otra nueva oportunidad de verlos al completo con Juan al bajo. Prácticamente me sé sus setlist de memoria, quizás no el orden pero ya hasta sé cual es la transición entre tema y tema. Y como me lo gozó. Lo cierto es que dieron un señor concierto. Me gusto mucho. Incluso los temas más lentos van asentando y me vi arrastrada a sus pasos lentos e hipnotizantes. Muy bien. No sé que más puedo decir de ellos. Creo que esa mezcla rara de todo un poco los hace únicos. No es velocidad y ya esta, no es lentitud y ya está. Es eso y mucho más. Como anécdota comentar que los bailecitos de su cantante, Edorta son una de las mejores partes de sus conciertos y creo que ya sé POR FIN como bautizarlos. En aquella noche del viernes me vino como un rayo, ahora no sé si será exactamente así como lo escribo pero se acercará bastante. En definitiva, bailes protojoteros hardcorizados. Ahí queda.

Tras ellos SÖNAMBULA. Tuve la oportunidad de verlos en su anterior visita a nuestras tierras, (podeis recordarlo pinchando aquí). Y me sonaron a hormigón puro. Básicamente no congenie con su propuesta, al igual que en aquella primera ocasión. Si que hubo algún chispazo que me arrancó algún movimiento de melenas y a las filas delanteras también, pero se me hizo demasiado lineal. La voz de Rapha es realmente infernal. En esta ocasión contaron con bajista. Un placer siempre ver como aporrea Maider la batería sin piedad, pero definitivamente SÖNAMBULA no son lo mio.




Y damos carpetazo a este estupendo mes con dos referencias de la ciudad. En primer lugar un concierto atípico en el Infernu Taberna con los chicos de PAROCKO'S, con su rock and roll/pshycobilly etc. Muy interesante la propuesta de este trio de muchachos. Una batería escueta, un contrabajo, una guitarra y a por todas. Fue un concierto de una hora más o menos de duración que me gustó especialmente en la primera parte, más cañera y bailonga. Luego bajaron la intensidad y me quedé un poco más apalancada hasta que en la parte final volvieron a acelerar. Una propuesta la de los PAROCKO'S que no hará que muevas las melenas de forma salvaje, pero que sienta de maravilla como punto medio entre lo más extremo y lo más lento.




Y finalmente, tras los PAROCKO'S visita al Terminal porque tocaban DUFROFNIK y yo aún no había podido verlos en directo. Llegamos con el evento ya empezado pero enseguida me puse a tono, y es que ese guitarrista era una pasada. Por desgracia me enteré que era el último concierto, así que aproveché al máximo lo que nos ofrecía Jose con sus seis cuerdas. Unas atmósferas de flipar, que te vas mentalmente y no sabes a veces ni donde estas. Muy bien cada uno en su apartado. Apasionante ver a Noemi al bajo, como volaban los dedos por esas cuerdas verdes. Para mi lo peor fue que el concierto fue excesivamente largo. Lo que yo vi fue casi hora y media, y como llegué al mismo empezado no sé exactamente la duración exacta. Quizás por la despedida de Jose, pero se me hizo bastante pesado en la parte final. Es una auténtica pena la marcha de Jose. Era una maravilla verlo tocar. Él y la guitarra eran uno, tal cual.

¡Hasta el mes que viene!