Mi foto
Pamplona, Spain
Sonia. Metalhead "melómana" crónica sin remedio. -->>Metal Music Passion Alive <<--

24 dic. 2016

Aventurillas del mes : Diciembre 2016

Y cerramos el año con más eventos. Un Diciembre como pocos recuerde en intensidad, sobre todo concentrado en las primeras semanas. 



Empezamos el mes con la visita a Vitoria, aprovechando el día festivo para descubrir la ciudad y patearla de arriba a abajo lo que se pudo y disfrutar mucho más del día. Con el frio particular de esta época, la sala Jimmy Jazz nos recibió con su calidez y pudimos disfrutar de muy buenos conciertos. 
Abrieron la noche WORTH IT!, banda vasca que no había tenido aún el placer de ver en directo y con la que disfruté un montón. Recuerdo cuando hace unos años me pasó lo mismo con DROP!. Esta sala es lo mejor para estas cosas. WORTH IT!, asi como DROP! practican un hardcore metalizado bastante agresivo y que me gustó mucho. Puesta en escena de diez, con las primeras filas muy entregadas. Un concierto de una media hora creo que se me pasó volando y que sirvió para tenerlo ya en mi saca y no perderles de vista. Muy buenos.

Tras ellos, unos viejos conocidos, FOURSCORE. Ya los había podido ver en esta sala, así como en otras ocasiones, pero hacía tiempo que no les seguía la pista y siempre es genial retomarlo con un directo. No defraudaron. Para mi gusto fueron de menos a más, subiendo el nivel poco a poco. Muy espectacular fue ver en varias ocasiones bajar a su bajista Goio, para arengar a las masas, cosa que consiguió en todas esas ocasiones. En esta ocasión noté a los vitorianos más tralleros, a piñón sin un minuto de respiro. Pena recibir la noticia hace poco de que lo dejan.

RISK IT! fueron la gran sorpresa de la noche. Y es que sé que los vi en el RESURRECTION FEST 2015 , pero no tengo un recuerdo muy claro. Y en la Jimmy Jazz acabé rendida a su propuesta. Menuda puesta en escena, con su cantante Gregor con la rodilla mal, y a pesar de ello se dejó la piel. Menudo sonido y directo. Decir que me encantaron es poco. Hay bandas que te ganan por el directo y te haces fan incondicional tras ello. Pues eso es lo que me pasó a mi con los alemanes. Apisonadora. Muy corto y con ganas de repetir.

Cerraron los holandeses BORN FROM PAIN. Eran los que más ganas tenía de ver antes del concierto, pero tras la apisonadora de RISK IT! y que los holandeses contaron con un sonido bastante pocho no los disfruté al cien por cien, y eso que su hardcore metalizado en versión grabada me encanta. Sin embargo, su concierto no conectó conmigo como hubiese imaginado. De todas formas algunos temas contaron con mejor sonido y pude disfrutarlos más.


Aquí os dejo mi relato para Diario de un Metalhead, con fotos bien majas de dicho evento.




La siguiente cita fue el 8 de Diciembre en el Txintxarri de Pamplona. Hace un año casi exacto pisé por primera vez este local, para ver a los cordobeses VIVA BELGRADO, en esa ocasión junto a los locales LA RED BULLET. Pues en esta nueva oportunidad volvieron VIVA BELGRADO  a nuestras tierras y les acompañaron una nueva formación local, CANDIDATO MANCHÚ. Buenísima excusa para volver al Txintxarri. Si tengo que ponerle un pero a la tarde noche fue el no cumplimiento de los horarios puestos en el cartel. Algo que es tristemente habitual, y que te impide como fue mi caso poder ir al evento del Zentral con CLUTCH, ya que pagar casi 30 euros para ver solo a una banda no me compensaba. Supuestamente tenía que comenzar a las 7, y se retrasó unos 15 minutos. Si luego contamos el cambio entre las bandas, VIVA BELGRADO no comenzó a las 8, y aquello terminó para las 21.20 pasadas. Tiempo justo y suficiente para correr a por el bus. 

Pero bueno, centrémonos en el apartado musical. CANDIDATO MANCHÚ son una nueva banda de nuestra pequeña ciudad que se acerca a los parámetros marcados por el post-hardcore y rock alternativo. Su media hora sirvió de carta de presentación al público, al menos para mi, ya que no los había visto nunca en vivo. Me gustaron por momentos. Aún creo que tienen flecos por pulir y rodar mucho más. Tocar y tocar que se dice. Pero sin duda hay ideas y hay temas que llegan a la patata, a mi personalmente en forma instrumental ya que el euskera no lo entiendo por desgracia y no sé de que tratan. Me gustó mucho el sonido de guitarra de Juantxo y los diferentes registros al micro de Imanol.

VIVA BELGRADO se cascaron sus 40 minutos de rigor, como el año pasado. Y cualquiera diría que eso es una birria. Y lo es, si sientes esos 40 minutos como los pude sentir yo, sin a penas pausas, con una energía arrolladora de guitarras, batería, guturales, partes más emotivas. Un sonido bastante aceptable, aunque la voz por desgracia no se diferenciaba mucho, y dejaba bastante que desear en los momentos más suaves y melódicos, donde se te pone la piel de gallina. Si en su primera visita me gustaron, creo que en esta me han ganado mucho más, si es que eso era ya posible. Apisonadora es decir poco. Se nota un montón la conexión entre los cuatro, como tienen super pulidos los temas, y como este nuevo álbum Ulises, es una magnifica continuación del apasionante Flores, Carne.  Los cinco euros mejor invertidos de ese día para mi. Ojalá el año que viene vuelvan, y se convierta en tradición. A mi no me importaría nada. 




Al día siguiente, viernes 9, la cita era en el Garazi de Pamplona para una nueva misa negra con KABBALAH. Una cita con este trio pamplonica no se puede dejar escapar. Con esta, ya iban a ser  tres veces que las vería en esta ciudad. Y las que sea, la verdad. Recordando un poco, tengo que mirar mi lista de conciertos para saber cuando fue la última vez que estuve en el Garazi. Y mi cuaderno no me engaña, ya hace unos meses, en Mayo con ANTHESTRAL.

Poco puedo decir de KABBALAH que no haya dicho antes. Es digno de ver en directo y disfrutar de su puesta en escena. Sin embargo, esta ocasión no fue tan espectacular como podría haber sido por las luces del bar. Y es que con una luz más tenue, más lúgubre, la música de KABBALAH gana muchísimo más y te metes en una atmósfera apasionante. Si a eso le sumas ese olor a incienso, con el que te puedes colocar tranquilamente y esas velas rojas al borde del escenario, lo tienes todo.
Quitando esa falta de oscuridad, la parte sonora está más que cubierta. Sinceramente me daba igual que tocaran. Ya podía ser de su debut homónimo, del siguiente Primitive Stone como de su obra más reciente, Revelations. Todo sonaba de lujo. Me gustó mucho que los parones entre temas no hubiera un silencio incómodo, y que en la mayoría se quedara o Marga o Carmen marcando un ritmo suave mientras Alba cambiaba afinaciones y demás virguerias con sus múltiples pedales. La verdad que es una pasada ver a estas chicas en directo. Me lo paso genial y disfruto un montón con Alba a la guitarra. Asi le dan a una ganas de meterse en algo, aunque luego se me pasa. Ahora a esperar con ansias nuevo material, y que ruede de nuevo esto, sin fin. Como si ponemos un bucle. Si hay incienso y oscuridad, todo en orden. 


Y así cerramos este 2016. Veremos el 2017 que nos tiene preparado. Y como siempre, espero contároslo.

Sonia

No hay comentarios: