3 feb. 2015

Aventurillas del mes : Enero de 2015

¡Aloja de nuevo jazminada! Aquí estamos un nuevo mes, de este año ya estrenado con amplitud para ver por donde nos hemos metido. Asi que vayamos al lío.

La agenda de estos jazmines infernales comenzó el viernes 9 de enero de doblete, como tiene que ser.
Primero con The Broken Horizon en el bar Garazi y posteriormente con Ulimatum en el bar Terminal. Frente a frente, a penas nos perdimos nada de estos últimos. Pero vamos por partes.


Comenzamos en el Garazi con los navarros The Broken Horizon. Segunda vez que les veo en directo tras la primera un poco frustrada en el Infernu Taberna. En esta ocasión, ya con el material editado, podéis echarle una escucha en su bandcamp, iba con ganas de ver como iba avanzando la cosa. Mezclaron un setlist compuesto por toda su demo que llega a los 20 minutos y diversas versiones, para llegar casi a los 40 minutos de concierto. Los temas propios me van gustando cada vez más. En esta ocasión se les notó un poco mejor que en el Infernu, incluso Iñigo al micro estuvo más acertado que en el Infernu, pero aún le falta meterse de lleno en el asunto. No sé si es porque los guturales le exigen tanto que no puede moverse a sus anchas, o es que aun se está aclimatando a esto de estar sobre las tablas y que todo el mundo te mire, pero en esta ocasión me gustó un poco más, y le vi muy integrado sobre todo cuando bajó y se mezcló un poco con algunas personas de la primera fila. Aunque la base sonó muy baja, y no atronó las paredes del Garazi, disfruté con la banda. Aitor estuvo en su linea, liándola con los solos y más acertado con las voces limpias, pero aún le queda para sentirse realmente cómodo en esos registros. 
Por terminar añadir que las versiones elegidas me gustaron mucho, variedad dentro de su terreno con los maltrechos ya As I Lay Dying, los alejados de estos terrenos Trivium, Killswitch Engage o Parkway Drive. No se si me dejo alguna. De sus temas propios los que más me gustan, desde que los oi en la demo y al veros también en el directo son sobre todo "My last breath" y "Never surrender". Fue genial que tras la petición del publico de una mas tocaran de nuevo la de "My last breath". Desde aquí animamos a estos jovenzuelos a seguir haciendo ruido. 

The broken horizon ----   Facebook   Youtube   Bandcamp


Y tras esta breve descarga cambiamos de acera y en el bar de enfrente prácticamente cambiamos de registro con los también navarros Ultimatum en el bar Terminal. Primera vez que veía a esta mítica banda punk de Pamplona y no pude pasármelo mejor. Me eche unas risas increíbles con los desvarios de Kutxa al micro, con su labia y su descaro así como con todas sus canciones, reivindicativas, divertidas y acidas por doquier. Punk acelerado, dejes espectaculares de Julian a la guitarra dándole un toque muy interesante al resto y una batería enfermiza. Me encantaron, no hay más. Casi una hora que pude disfrutar de un espectáculo de los que te hacen pensar en como podrían ser las cosas antes, con las primeras filas enloquecidas, todos moviéndose sin parar, sin poder hacerlo y sin querer hacerlo. Hubo movimiento, pero quizás no tanto como cabía esperar. Hay cosas que cambian para bien o para mal. 
Pero lo dicho, un lujo ver a este cuarteto descarado sobre las tablas del bar Terminal. A seguirles la pista para volver a escuchar temarracos como ese "Sacerdote, so cerdote", "Ciudadano anormal" entre otros muchos o su homenaje a los RIP y a los Cicatriz

Ultimatum ----    Facebook 



Tras una semana de ausencia conciertil la retomamos con doblete. Primero el viernes 23 de enero en casa, en el Infernu Taberna con Histolysis , y el sábado 24 en tierras vascas con la visita de Tankard

Histolysis son una reciente formación de death (según comentaban ellos y tienen puesto en sus redes) pero la verdad que tras verles en directo diría que tiran quizás un poco más para el black metal, pero con toques death. La cosa empezó floja, la verdad. Me costó entrar en el concierto, no sé si porque necesitaba más chicha, más salvajada, pero no acababa de convencerme. Sin embargo, poco a poco, canción a canción fueron metiéndole más cera, fue disfrutando de detalles y acabé satisfecha con la actuación de los de Donosti. Me encantó el tema en el que de repente se quedaba sola la batería de Carlos e iba subiendo de intensidad hasta que entraba el bajo de Joanna y luego todos juntos. Ese detalle me encantó. Oihana estuvo acertada con su registro gutural, pero me sobro el rollo simplemente hablado, no le vi el punto. El resto muy bien. Volvieron a tocar temas de su demo ya que se les acabó el repertorio, cosa que sentó muy bien porque en esa segunda vuelta los temas me gustaron más. 

Histolysis -----    Facebook   Youtube    




Y el sábado 24 a la aventura. Viaje de esos para recordar a Bilbao, en parte porque es muy fácil perderse en ese circuito llamado ciudad. Justo llegamos a la sala cuando Crisix iniciaban con el Ultra Thrash. Unos Crisix a los que ya , con esta eran ya 7 veces que los he podido ver en directo. Y la verdad que estuvieron bastante flojos de sonido, muy capados quizá. Las guitarras se oían muy bajas y esa potencia que nos brindan siempre no se vio acompañada por el sonido atronador. Fue una pena, aunque muchos (como yo) ya estamos deseando nuevo material. Ya en su momento me sacié con The Menance, y con este Rise.. then rest lo mismo. Así que este año ya van a sacar nuevo disco y ganas hay muchas de ver por donde nos salen. Unos 40 minutos que nos sirvieron para calentar un poco para la locura alemana que nos esperaba después. Decir que he visto en mejores ocasiones a Crisix sobre las tablas, pero no todos los conciertos pueden ser estupendos. La anterior vez el año pasado en el Halloween Metal Fest al menos si sonaron más gordos.

Pasando a la orgía cervecera de mano de Tankard decir que me gustaron se quedaría muy corto. Fue apasionante. No conozco mucho de ellos, a excepción de temas muy clásicos y alguno por ahí perdido de la mano de dios pero madre mía que locura en directo. Sonó atronador y tocasen lo que tocasen se liaba. Una gozada de la que disfrutamos unos cuantos, aunque la sala no se llenó. Y sobre todo creo que fue por el abusivo precio de las entradas que , junto al viaje costó un ojillo de la cara para nuestros maltrechos bolsillos aunque todo hay que decirlo, mereció mucho la pena. En pocas ocasiones podremos pillar a Tankard tan cerca de nuestras casas. Lo dicho, una locura y gozada. Un Gerre que me encantó. Que desparpajo sobre el escenario, que divertido y que buen profesional. Que voz tan peculiar y que salero de verdad. Eso si, anda un poco por encima de su peso ideal, algo de lo que hizo gala continuamente enseñando su amplia barriga y jugando con ella. Viendo fotos de su juventud cualquiera diría que son la misma persona. "Zombie Attack", "Chemical Invasion" "R.I.B" y demás jolgorio junto a la insustituible "Empty Tankard" nos brindaron una hora y media más o menos de disfrute. Y mereció pagar la entrada y el viaje por ver a estos germanos. Un placer inmenso, tanto como el que le produjo a Gerre el beber cerveza y bailar con Rosa (una chica del público) en uno de los temas. Todo un caballero y con mucho estilo bailando, todo hay que decirlo. ¡Amén Tankard! ¡Qué bueno verte!


Y así terminamos el primer mes del año.

¡Hasta el próximo!

Gracias por vuestro tiempo y por leer,

Sonia



1 comentario:

Larry Runner dijo...

Menudo mes! Insuperable. Me rindo. Definitivamente.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...