Mi foto
Pamplona, Spain
Sonia. Metalhead "melómana" crónica sin remedio. -->>Metal Music Passion Alive <<--

13 nov. 2013

Vivencias: Children of bodom en Pamplona (3 de Noviembre de 2013, domingo) Sala Totem



Que mejor manera de terminar la semana que de concierto. En esas nos vimos el pasado domingo 3 de noviembre, tras todo el puente y fiestas varias. En esta ocasión no nos pillaba lejos de casa ya que era en la misma sala Totem en Villava. Así que no dudamos ni un segundo en acudir al tándem que nos tenían preparado. Los finlandeses Children of bodom venían acompañados de los polacos Decapitated y los también finlandeses Medeia.






De manera puntual, sobre las 20.30 de la tarde comenzaron Medeia. Los finlandeses tenían la siempre difícil tarea de abrir el evento pero creo que, sin lugar a dudas lo dieron todo y eso se contagió a los que allí nos agolpábamos. La sala presentaba un aspecto aceptable para ser un domingo. Medeia venían presentando su último lanzamiento de 2013  llamado Iconoclastic. Estos finlandeses practican un death metal a saco. Apocalíptico y bastante machacón. Eso si, fue esto sin duda lo que me enganchó a ellos, además de disfrutar muchísimo con la locura tanto del bajo,  Samuli Kuusini como de uno de los guitarras, también llamado Samuli.




Este último era un espectáculo sobre las tablas, no paraba de saltar, como si de un concierto de hardcore se tratara, así como girar sobre si mismo sin perder el ritmo. Impresionante. La pena fue que el teclado de Laura no se escuchaba nada así como sus coros lo que, seguramente, le daría una atmósfera increíble a los temas  ya de por si cañones.




En definitiva con Medeia me lo pasé muchísimo mejor de lo que habría podido haber imaginado. Fueron una grata sorpresa y de hecho me quedé con ganas de más. Caña burra a raudales, ritmos enloquecidos muy bien ejecutados. Y una voz de ultratumba por parte de su frontman, Keijo, que animó bastante al personal. Un ocho bien alto para estos finlandeses sin duda. Pena que a veces el sonido no acompañara del todo. Últimamente los conciertos extremos los estoy disfrutando como una niña. En más de una ocasión he comentado que son igual grupos que sus discos en casa no me los pondría pero no dudaría en ir a ver sus directos.




A continuación tocaba otro cañón. En este caso desde Polonia. Decapitated venían con formación renovada con únicamente un miembro que sobrevive de la formación original, su guitarrista Vogg.  Con muchas ganas de no dejar títere con cabeza salieron a escena y lo consiguieron con el primer tema.  Su death técnico me dejó perpleja. Me costó un poco entrar en el tono ya que al contrario que Medeia , estos polacos son muy enrevesados y van a piñón fijo.


Dieron sin duda un muy buen espectáculo en el que el sonido acompañó un poco más pero se notaba bastante alto, y eso, añadido a la apisonadora que ya de por sí son hacía retumbar las paredes de la sala Totem de Villava. Su último lanzamiento data de 2011 pero no se ve que haya necesidad de nuevo disco porque los temas que se tocaron sonaron bestiales. Me gustaron. Eso si, los más cañeros porque alguno que era más raro y más bajo en revoluciones no me entusiasmó tanto.  Rafał Piotrowski, frontman de la banda desde 2009 impone un montón. Con sus rastas sin fin y su mirada de vikingo cabreado junto a sus barbas bien arregladas. Sin duda todo un portento que se dejó la voz tema tras tema.




Y otra sorpresa que me llevé con ellos, ya que los conocía solo de nombre. Me gustaron mucho. Muy buen espectáculo aunque corto, como todo lo bueno. Unos 40 minutos pudimos disfrutar de esta locura polaca.
Finalmente, y con el ambiente bien caldeado tras el buen hacer tanto de Medeia como de Decapitated tocaba el turno de los cabezas de cartel. Y sinceramente, iban a resultar los más “suaves” de la noche, después de los dos cañonazos anteriores. No son estilos similares pero a mi como me gustan los cambios no me desagradó. Tenia especial ilusión de ver a Children of bodom ya que iba a ser la primera y, además, su primera vez en nuestra ciudad, así que la ocasión era doblemente especial.



Comenzaron con un tema de su nuevo disco Halo of blood, por el cual han salido de gira, aunque sinceramente podrían hacerlo sin sacar discos ya que tienen bastantes temas clásicos con los que completar un setlist al completo.  Los años no pasan desapercibidos para nadie, y si no que se lo digan a la voz de Alexi, que anda justa, pero aceptable. No me esperaba una pasada de concierto, pero lo disfrute más de lo que pensé en un principio y sobre todo por críticas de años anteriores.  La banda ya cuenta con unos 16 años a sus espaldas, que no es poco. Se han labrado una buena base de seguidores aunque los últimos lanzamientos no hayan estado a la altura de nuestras expectativas.



Sin duda, lo que mejor sentaron fueron los grandes clásicos como “Lake bodom” o “Sixpounder”.  Cuando yo los descubrí, hace ya muchos años, comencé por el álbum de 2005 “Are you dead yet?” que es el último que me ha llegado a transmitir algo. De este en concreto se marcaron las esperadas “ Are you dead yet?” y “ In your face” que cerró la noche.

Comentar que en alguna ocasión no distinguí que tema tocaban ya que estaban saturados todos los instrumentos y no se entendía nada aunque por suerte eso mejoró poco después.
Posteriormente tuvieron un momento bastante extraño con un tema del nuevo álbum. Era muy lento y no pegaba mucho con Cob la verdad. El tema en cuestión era “Dead man´s hand on you”. Para escucharlo en casa quizás bien, pero en directo no me pegó mucho. Quizás es que le falta rodar, ya que son temas muy nuevos los de este Halo of blood, pero no me llegan a transmitir por ahora.



Supieron ganarse al público en un segundo con temas clásicos como “Silent night, silent bodom” o “Hate Crew Deathroll” de mis favoritas de todos los tiempos.  Alexi es un crack a la guitarra, nadie lo duda, pero se colaron en algunas ocasiones, por ejemplo Warman al teclado con esos solos doblados que tienen entre los dos, medio batallas, que suenan geniales y que tanto les identifican, pero que sin duda se les fueron en más de una ocasión.



Tocaron temas de todos sus lanzamientos excepto del  Relentless Reckless Forever de 2011, algo que nadie hecho en falta, pienso yo.  Y aunque se quedó bastante corto el setlist, eligieron bien. Muchos clásicos y unos tres temas nuevos del Halo of blood, que por el momento no ha calado mas allá de la portada ya que el ripper siempre va a ser insignia de ellos al aparecer en todas, o casi todas sus portadas como personaje esencial.



Se hizo muy corto, hora y veinte con varios descansos entre canción y canción, pero salí satisfecha. Bastante mal elegido el “bonus track” de la noche, únicamente con In your face.  Quedo muy solo y bastante cojo. Aun así  y con todo lo comentado acabé bastante contenta de lo que había podido presenciar. Una estupenda manera, como os decía, de finalizar la semana con fuerzas para coger el temido lunes.

Gracias por vuestro tiempo,

Sonia

No hay comentarios: