Mi foto
Pamplona, Spain
Sonia. Metalhead "melómana" crónica sin remedio. -->>Metal Music Passion Alive <<--

21 oct. 2013

Dimensión Paralela XXIX --> Agónica



Agónica nos visitaron un frío sábado 12 de octubre.  En esta ocasión agradecimos muchísimo el “calor” del Infernu Taberna ante las temperaturas tan bajas que comenzaban a enfriar aún más si cabe las calles de Pamplona. Los de Vigo venían de haber dado su concierto en León el día anterior con Mortsubite. Aunque esto no les quitó las fuerzas para dar un buen concierto. Corto pero bueno  ya que finiquitaron todo en unos 40 minutos.


El quinteto vigués venía presentado su nuevo lanzamiento “A new Onset”. Con un sonido bastante fuerte y que no me agradó mucho a lo largo del concierto comenzaron con la intro  IVDLXVII tellus vacuum. Posteriormente llegaron temas como “Inanis” que suena bastante bien en directo o “Barless Prison” que es de mis favoritas. Conforme iban desgranando los temas de su lanzamiento comprobé la gran labor del nuevo cantante, Carlos Rey.

Un alma inquieta que no paró de moverse por el escaso espacio del que contaba. Guturales infernales sin descanso. Como os digo su puesta en escena fue de las mejores ya que el resto de la banda estaba muy concentrada en sus respectivos instrumentos. Al menos así lo percibí yo. Si que, por ejemplo, Ismael al bajo estaba muy motivado e incluso se subió al cajón que tenia en la parte delantera del escenario Carlos para apoyar la pierna y descargar su ira sobre el micro.


Los dos guitarras estaban muy enfrascados en sus riffs, sobre todo David. Sin embargo Carlos, que portaba una camiseta de la emblemática banda Death, se le veía más animado o al menos más movido. Quizás en eso el pelo ayude bastante, ya que agitar las melenas hace las cosas más espectaculares.
“Deception of devouts” hizo las delicias de la que aquí os escribe.  Y “Perfect Storm” tampoco sonó nada mal, sobre todo con ese grito desgarrado de Carlos con esos riffs tan oscuros y lentos.
Kike estuvo muy bien a los parches. Me encantaron los breaks que se marcaron a lo largo de todo el concierto, y el sonido de los platos me fascinó. Cuando llegaba el break y se oía tan claramente los platillos era una gozada. Una de las últimas en aparecer en escena, y otra de las que tengo más trilladas es la que da título al álbum “A new Onset”. Muy potente para ir cerrando el evento.


Añadir que la primera parte del concierto me dejó un poco fría. No me llegaron a convencer quizás porque era un poco técnico o lento, o demasiado oscuro. La verdad es que no se bien porqué. Sin embargo,  los cuatro últimos temas que se marcaron me gustaron muchísimo ya que le imprimieron una velocidad increíble, entremezclada con diversos breaks que cortaban los ritmos y le daban una atmosfera muy cruda y oscura.

Si de algo van sobrados es de atmósferas oscuras, crudas y lúgubres. Si a eso le añades el registro de Carlos Rey, tienes asegurado un concierto que te dejará en otro nivel y en el que, volver a la realidad será complicado tras la descarga viguesa. En definitiva, muy buena manera de empezar la noche del sábado.

Gracias por vuestro tiempo,

Sonia

No hay comentarios: